Testimonio: Marco, invidente

August 16, 2018

Es usual ver a Marco entrando y saliendo de la biblioteca, sentado en la plaza solo o conversando con otros usuarios, desplazándose con su bastón guía. Como otros ciegos, utiliza  diferentes servicios de la Sala Braille para cuestiones laborales, académicas o personales, aunque también suele visitar la Sala de Música, porque toca la guitarra y quiere aprender a tocar el piano, y la Sala Multimedia, donde escucha películas.  

 

Hace casi una década Marco sufrió un accidente de motocicleta que lo dejó completamente ciego y tuvo que aprender a vivir en otra cotidianidad. En su proceso inicial recibió el apoyo de Prociegos, una asociación civil ubicada a unas calles de la BV. En la asociación Marco aprendió cómo hacer acciones sencillas que los videntes realizan mecánicamente, afinó habilidades que ya tenía y poco a poco aprendió nuevas tácticas para moverse y transitar en los complicados espacios públicos de la Ciudad de México.

 

En la asociación Marco formaba parte de un grupo musical que en una ocasión dio un concierto en la Vasconcelos. Esa fue la primera vez que Marco pisó una biblioteca pública. Posteriormente se propuso concluir sus estudios de preparatoria en la modalidad de Sistema Abierto, por lo que aprendió a estudiar con el apoyo de los comando de voz de la computadora echando mano del oído y la memoria.

 

​​Marco, 49 años de edad, vendedor de autos, estudiante, músico, ceguera total.

 

Marco, descubrir la biblioteca después de la ceguera

Vengo todos los días, bueno, de lunes a viernes. Por lo mismo de la preparatoria sí me es necesario estar aquí metido en las tardes. Mire, pues más que nada por los módulos de prepa abierta, que son pesados, es algo tardado y como es un Sistema Abierto el que estoy cursando,  necesito investigar cosas aquí mismo. Yo no cuento en la casa con ese tipo de herramienta, como la computadora, Internet, y todo eso, por eso es que estoy aquí. Inclusive con el formato con la grabadora, tampoco tengo un mp3, entonces todo lo que necesito lo tiene la biblioteca, por eso es la razón que estoy aquí.

 

En primer lugar por la computadora, porque aquí me la pasan en audio o ¿cómo se le dice? se me fue el nombre, a PDF. Entonces aquí la computadora me lee todo eso, y si no lo lee, me lo transforma en un formato donde me lo lea el JAWS. Tiene la computadora un programa que se llama el JAWS que nos habla, nos lee todo, o sea, todo lo que uno escribe o teclea, o corre con la flecha, lo lee precisamente la computadora. Ese es el JAWS, sí. 

Hoy prefiero darle más prioridad al conocimiento, un poco más al cultivarse ¿no? ser un poco más culto, es lo que intento, no ser tan silvestre como antes. Es lo que intento ¿verdad? Pero esa es la intención de venir.

Ahorita todo es estudio, ahorita sí ha sido de lleno el estudio. Otras veces pues ha sido un ratito, donde me doy un momento de descanso, porque seguir toda esta rutina es pesado y a veces yo termino tan saturado que por más que trato de estudiar ya no me entra nada. Entonces algunos días lo que hago es irme a tocar guitarra un ratito ahí en la Sala de Música. O a veces hay eventos, allí en el auditorio, también a veces voy ¿sí? entonces trato, pero es muy poco el tiempo que ahorita le he dedicado, por lo mismo. Y eso para salir de la rutina porque sí presiona todo eso. Y me gusta, aparte, la verdad, pero estoy dándole un poquito de prioridad a los estudios ahorita. Hoy prefiero darle más prioridad al conocimiento, un poco más al cultivarse ¿no? ser un poco más culto, es lo que intento, no ser tan silvestre como antes. Es lo que intento ¿verdad? Pero esa es la intención de venir.

 

La biblioteca ahorita juega un papel muy importante para mí porque sé que hay que tener mucho conocimiento de varias cosas.  Yo antes cuando veía no conocía la biblioteca, pero hubo un evento aquí: yo pertenecía a un grupo musical de la escuela del Comité Internacional Prociegos; había clases de música y vinimos aquí a tocar al auditorio. Entonces empecé a preguntar, tanto a los directores de la escuela y a los compañeros y me dijeron “pues es que es biblioteca, te puedes ir a estudiar”, ya me dieron santo y seña de todo cómo estaba, sí, de que teníamos una sala especial, de que podíamos pedir apoyo, y nos podrían ayudar en tareas que se nos dificultan, como pasar USB o en cosas que se nos atoren, buscar palabras, cosas en Internet, entonces es como me enteré de esto…

 

Pues ya tengo viniendo aquí como cuatro años, por eso le digo que me den mi calendario de la biblioteca. Fíjese que como que antes del accidente de la moto  las bibliotecas no me llamaban tanto la atención, porque en sí, en casa, mi hermano tenía todo; ya falleció, pero él fue muy buen estudiante. Y tenía muchas cosas y la verdad es que nunca me dio curiosidad. Oía a mi hermana, la menor, que sí iba a la biblioteca, pero se me hacía como aburrido. Decía "No, pues mejor vamos a buscar algo interesante", pero sí, hasta acá vine a conocer esto…

 

Bueno, como lo dije, es donde puedo encontrar infinidad de libros, para empezar, pero no solamente eso, toda la información que yo requiera, hoy actualmente sé por medio de la computadora y todo esto. Bueno, en particular es mi apoyo para los estudios y para muchas cosas que se me atraviesan. Si le digo algo que se me he atorado en lo personal, digo, ha sido eso de la música, que es independiente a mis actividades de estudio... ¿verdad?, pero es algo que sí no he encontrado, pero sí me gustaría encontrarlo. De ahí en fuera la biblioteca es pues un apoyo fuertísimo para mí.

 

¿Si no viniera a la biblioteca? pues la verdad es que no sabría, tendría que ver quizás  en cafés Internet que sé que hay computadoras. El problema de ahí es que no tienen el JAWS. Entonces cuando accesa uno  ahí se requiere el apoyo de otra gente. Tengo amigos, pero no tienen el suficiente tiempo como para dedicármelo, entonces la verdad es que sí se me complicó un poco ¿no? No tengo otro lugar específico para hacerlo. Hoy que tengo conocimiento de esto, a lo mejor tendría que visitar otras bibliotecas. Es la idea que se me ocurre.

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

Publicaciones recientes

November 21, 2018

Please reload

Síguenos
  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram

Eje 1 norte Mosqueta s/n esq. Aldama, Col. Buenavista, Del. Cuauhtémoc, Ciudad de México, C.P. 06350

Tel.: (01 55) 9157 2800.

contactobvasconcelos@cultura.gob.mx

Lunes a domingo, de las 08:30 a 19:30 horas

  • Facebook
  • Twitter
  • YouTube
  • Instagram